Cuando tienes una empresa o comercializas productos, es necesario que midas y controles el dinero que inviertes y el que recibes. Por eso es importante que conozcas algunos términos y nociones básicas sobre la tesorería de tu negocio.


Flujo de caja

El flujo de caja refleja las variaciones de entradas y salidas de dinero, en un periodo determinado para una empresa.

Para calcular el flujo de caja, debes conocer qué es la contabilidad de costos, la cual te indica cuanto cuesta cultivar o elaborar un producto. Esta actividad contable te permite controlar los costos de producción, distribución, administración y financiamiento.


Haz clic para ver el contenido.

Tipos de costos

Los costos que debes considerar, pueden ser:


  • Varían de acuerdo a circunstancias determinadas.

  •   
  • Se mantienen constantes independiente del volumen de producción.

  •   

  • Dependen del volumen de operación.

  •   

Mueve el mouse sobre las imágenes para ver la descripción.


Además, ten en cuenta que los costos fijos y variables se dividen en dos categorías: Los Directos, los cuales intervienen directamente en el proceso de producción. Y los Indirectos, que no están vinculados a las actividad productiva.

Relación
“Costo – beneficio”

Desde el punto de vista económico, se justifica que adquieras cierta maquinaria o realices alguna modernización cuando el beneficio supera el costo.

Para descubrir la relación “Costo – beneficio” debes formularte algunas de las siguientes preguntas:

¿Esta nueva inversión trae mejoras a mi cultivo?

¿Me ahorrará costos?

¿Disminuirá el costo de los insumos?

¿Las labores serán más rápidas y confiables?

Al responderte estas preguntas podrás tomar más fácilmente una decisión acerca de tu inversión.

 

Haz clic para ver el contenido.

Punto de equilibrio

Si quieres saber si tu negocio se encuentra produciendo las utilidades esperadas, deberás identificar el punto de equilibrio. 

El punto de equilibrio te permite saber por anticipado si tu empresa o producto va a generar utilidad y cuándo va empezar a hacerlo. Para determinarlo existen algunas formulas matemáticas que contemplan los ingresos, los costos y otras cifras relevantes que puedes consultar con un contador o un experto en el tema de finanzas.