¿Te has preguntado por qué es tan importante que se implementen políticas y proyectos efectivos que incentiven el desarrollo rural de las regiones? En esta herramienta virtual podrás conocer aspectos claves sobre este tema y podrás aprender cómo se puede contribuir desde los Consejos Municipales de Desarrollo Rural.

¿Por qué es importante el desarrollo rural?

Todo lo que sucede en el sector rural tiene una alta incidencia en el desarrollo del país; por ejemplo, de la mala distribución, tenencia, acceso y uso del territorio, se han derivado graves conflictos sociales y armados que han estado presentes a lo la largo de la historia del país. Por eso es muy importante promover la participación para proponer, vigilar y exigir la ejecución de políticas que incentiven un verdadero crecimiento rural, garantizando que la productividad sea sostenible y que la calidad de vida de las comunidades sea óptima.


A pesar de algunos avances, ha faltado voluntad política para que se formulen políticas articuladas y acordes a las necesidades reales que se presentan en el sector rural. Para conocer un recorrido en el tiempo sobre las políticas de tierras y reforma agraria que se han desarrollado en Colombia, haz clic aquí.

¿Por qué el desarrollo rural sostenible debe tener enfoque territorial?

El concepto de ruralidad no sólo está relacionado con el espacio en el que se desarrolla una actividad agrícola, sino también con las relaciones sociales, históricas, comerciales, institucionales y organizacionales que se tejen. Una visión integral del territorio rural permite identificar, preservar y potenciar los recursos, pero también integrar espacios que incentiven el desarrollo colectivo.


En el siguiente cuadro, podrás encontrar cuáles son las características actuales del modelo de desarrollo rural y cuáles son las que se deberían implementar para integrar el enfoque territorial:

¿Qué retos se plantean?

El desarrollo rural sostenible plantea una serie de retos en aspectos claves sobre los cuales se deben proponer, formular y ejecutar políticas claras. Estos aspectos son:

  • Productividad: son necesarias políticas que favorezcan el aumento de la productividad a través de la oferta de micro-créditos, el fomento de actividades agro-ambientales, la implementación de tecnologías de la información, la diversificación de mercados y la diferenciación a través de elementos de valor agregado en los productos y servicios.

  • Formación: es importante que en el sector rural se aumente la formación de actores a nivel académico, técnico y productivo a través de capacitaciones, cursos y talleres en temas transversales y temas específicos que fortalezcan la participación, el conocimiento colectivo y potencien el desarrollo.

  • Capacidades por género y edad: se debe fomentar la innovación, el emprendimiento juvenil, la asociación de mujeres, la protección a la tercera edad, el acceso a recursos, entre otros.

  • Protección social: es fundamental garantizar el acceso de las comunidades a servicios de salud y seguridad social.

¿Qué se puede hacer desde los CMDR?

En los CMDR se pueden realizar diagnósticos participativos en los cuales las comunidades analizan sus fortalezas, prioridades y necesidades, pero también plantean sus posibles soluciones ante problemáticas que se estén presentando o proponen proyectos para potenciar el desarrollo de la región.


Para realizar estos análisis, es recomendable que tengas en cuenta estas 9 dimensiones: