Loading...

Inducción a la estructura del Curso

Descripción general del curso

Este curso está dirigido a pequeños y medianos productores agropecuarios y a organizaciones productivas comunitarias que deseen adoptar prácticas para la preservación de los recursos naturales durante el desarrollo de sus actividades. También se espera que pueda ser útil a los extensionistas rurales y asistentes técnicos agropecuarios que se encarguen de orientar a las comunidades en el manejo integrado de suelos.

General:
• Orientar sobre las buenas prácticas que se deben implementar para el manejo integrado de suelos en la actividad de los pequeños productores campesinos.
Específicos:
• Explicar las características generales del suelo y sus problemáticas más frecuentes.
• Enunciar las principales estrategias para el manejo integrado de suelos.
• Ofrecer recomendaciones básicas para el manejo adecuado de los suelos.

Los contenidos del presente curso se exponen a través de historietas, actividades interactivas y test evaluativos, que ofrecen indicaciones sobre buenas prácticas para el manejo integrado de suelos en la actividad de los productores campesinos, para que pueda garantizarse un adecuado aprovechamiento y preservación de la tierra.

Módulo 1- Particularidades del suelo
- ¿Qué es el suelo?
- ¿Qué factores influyen en la formación del suelo?
- ¿Qué es la erosión del suelo?

Módulo 2- Buenas prácticas para el manejo integrado de suelos
- Manejo integrado de suelos
- Conservación de suelo y agua

Módulo 3- Estrategias para el manejo adecuado de suelos.
- Estrategia para recuperar y mantener la capacidad del suelo de suplir nutrientes a las plantas cultivadas
- Otras estrategias de conservación del suelo
- Medidas de mejoramiento

Yo soy Teresa, esposa de Alirio. Nosotros te estaremos guiando en este recorrido donde conocerás las bases para implementar buenas prácticas en el manejo integrado de suelos, que te permitirán realizar adecuadamente los procesos de producción, contribuyendo a una adecuada explotación y preservación de los suelos.

Hola, te damos la bienvenida al curso virtual “Introducción al manejo integrado de suelos”.Mi nombre es Alirio y vivo en la vereda Santa María, que se encuentra ubicada en el municipio de Nechí, Antioquia.

¿Cuáles son las causas y consecuencias del manejo inadecuado de suelos?

El inadecuado manejo de suelos se presenta cuando las personas que desarrollan actividades agrícolas no tienen en cuenta las capacidades productivas del mismo. Sumado a lo anterior, el crecimiento poblacional contribuye al deterioro del suelo por factores como la erosión y la desertificación, lo cual afecta enormemente el futuro del trabajo agropecuario.

Establecer un sistema de manejo integrado de suelos permite aumentar la calidad de la actividad productiva, gracias a su adecuada explotación y acciones que lleven a su conservación. Esto permitirá potenciar la capacidad de producción del suelo en beneficio del hombre, puesto que mejorará la fertilidad y proporcionará los alimentos que necesita para vivir.

Ir al Módulo 1
Ayuda Cerrar X

GlosarioCerrar X

Análisis foliar

Estudio químico de la presencia de nutrientes en tejidos vegetales.

Biomasa

Energía solar que a través de la vegetación se transforma en materia orgánica.

Curvas de nivel

Método fácil, rápido, económico y de protección del suelo que consiste en establecer los cultivos contra la pendiente y no a favor.

Escorrentía

Lámina de agua de lluvia escurrida sobre un terreno.

Fertilidad actual

Fertilidad que posee el suelo en un momento determinado.

Fertilidad adquirida

Se origina cuando el hombre interviene sobre el ecosistema natural mediante el desarrollo de actividades cotidianas y modifica sus propiedades.

Fertilidad natural

Es producto de la formación del suelo en su medio natural, sin ningún tipo de intervención humana.

Fertilidad potencial

Se refiere a la capacidad que tienen cierto tipo de suelos, especialmente jóvenes, para mantener su fertilidad natural y asegurar su productividad.

Labranza localizada o en fajas

Método para la preparación de la cama de siembra, donde sólo se labora una faja de aproximadamente 20 cm, de ancho y de 5 a 10 cm, de profundidad, o más profundo (20 a 40 cm), usando el arado de cincel o un subsolador. Fuera de las fajas, quedan el suelo y los residuos sin disturbar por limpieza mecánica o labranza, pero la zona preparada es más ancha en comparación con la labranza cero. Este sistema se considera labranza de conservación si se deja un mínimo de 30% de la superficie con cobertura.

Labranza mínima o de protección

Método que consiste en la preparación de la cama de siembra en forma especial, laborándose toda la superficie del suelo antes de sembrar, con cuidado de mantener la mayor cantidad de residuos sobre la superficie y minimizando la finura de los agregados en la superficie del suelo. Este sistema es considerado como labranza de conservación si mantiene un mínimo del 30% de la superficie con cobertura después de la siembra.

No labranza

Método que no requiere ninguna preparación de la cama de siembra, con excepción de la aplicación de herbicidas totales (post emergentes) y una chapea o guachapea de los residuos a 5 - 10 cm. de altura, si fuera necesario, posteriormente con una sembradora de doble disco, que es más eficaz para la siembra sobre rastrojo, sin problemas de obstrucción, se abre el suelo y se colocan las semillas a la profundidad deseada, dejando una huella del hilo de siembra y el resto del área cubierto por los residuos.

Talud:

Zona plana que repentinamente presenta cierta inclinación.